sábado, 28 de octubre de 2017

"Orientación para la Vida" Un Modelo Latinoamericano de Orientación Educativa

"Orientación para la Vida  Activa [1]"
 Un Modelo Latinoamericano de Orientación Educativa
 Basado en la Teoría para el Desarrollo a Escala Humana
Equipo de investigación Revista OrientAcción Equipo de investigación Red Latinoamericana de Profesionales de la Orientación (RELAPRO) [2]



Resumen

            En el presente trabajo se presentan resultados de investigación, de la Revista Latinoamericana de Orientación y Desarrollo Humano: “OrientAcción” (On line [3]), desde el 2014, mediante la aplicación de siete encuestas latinoamericanas de Orientación Educativa, para la construcción de un modelo latinoamericano de Orientación Educativa denominado: “Orientación para la Vida Activa[4] que busca desde  un enfoque decolonial, apoyado en testimonios de orientadores educativos de diferentes países latinoamericanos con respecto al rol y sentido de la Orientación Educativa. Se referencian  entre otros documento, ponencias presentadas en el II Congreso de la Red latinoamericana de Profesionales de la Orientación (RELAPRO) bajo el tema “Enfoques Modelos y Estrategias de la Orientación en Latinoamérica” Buenos Aires (Argentina). Abril 5,7/2017 y algunos artículos de la revista mexicana de Orientación (REMO). Este nuevo modelo busca respuestas a la pregunta por el  deber Ser(Hacer, Tener y Estar) de la Orientación educativa como  campo interdisciplinario. Se indaga por la búsqueda de identidad y más precisamente por el sentido del rol , no solamente en el ámbito profesional, sino por el papel humano que desempeñamos en la sociedad contemporánea. Una pregunta colectiva que busca encontrar sentido en el otro, con el otro y para el otro, una búsqueda por una visión  equilibrada entre la mirada  pedagógica, la psicológica y la sociológica, con una imperante base filosófica  y una  apropiada aplicación Sociopolítica para la Orientación contemporánea.


Palabras claves: Rol Orientación Educativa, Sentido Orientación Educativa


Abstract


In the present paper we present results of research, from the Latin American Journal of Orientation and Human Development: "OrientAcción" (On line), since 2014, through the application of seven Latin American surveys of Educational Orientation, for the construction of a Latin American model of Counseling  called: "Counseling for Active Life" that seeks from a decolonial approach, supported by testimonials from educational counselors from different Latin American countries regarding the role and meaning of Educational Guidance. They are referenced among other documents, papers presented at the II Conference  of the Latin American Network of Guidance Professionals (RELAPRO) under the theme "Approaches Models and Strategies of Guidance in Latin America" Buenos Aires (Argentina). April 5.7 / 2017 and some articles of the Mexican journal of Counseling  (REMO). This new model seeks answers to the question about the duty to be (Do, Have and Being) of educational guidance as an interdisciplinary field. It is investigated by the search for identity and more precisely by the sense of the role, not only in the professional field, but also because of the human role that we play in contemporary society. A collective question that seeks to find meaning in the other, with the other and for the other, a search for a balanced vision between the pedagogical, psychological and sociological view, with a prevailing philosophical basis and an appropriate Sociopolitical application for contemporary Orientation .

Keywords: Educational Guidance Role, Educational Guidance Sense


1.    Por qué Un Modelo Latinoamericano

Se ha venido discutiendo desde  hace algún tiempo por iniciativa del colega venezolano Julio González[5](Fundador de RELAPRO) junto con otros colegas ,sobre la necesidad de  construir un “Modelo Latinoamericano” de Orientación educativa basado en reflexiones acerca de nuestras condiciones nacionales, sin embargo, para  denominar un modelo como “Latinoamericano”, No es suficiente con el hecho de haber sido diseñado e implementado en el territorio de Latinoamérica, ni por el solo hecho de ser diseñado, implementado y evaluado por profesionales nativos, por lo cual tampoco podríamos descartar autores de otras latitudes en dicha categoría. En otras palabras, existen muchos modelos de Orientación, pero no propiamente “Latinoamericanos” en el  sentido de referenciar posibles mediaciones conceptuales y metodológicas de  las condiciones sociopolíticas nacionales o latinoamericanas. Existen en cambo muchos modelos de Orientación (en todas sus variantes psicológicas, pedagógicas y sociológicas) que fundamentalmente se constituyen en adaptaciones de teorías psicológicas y/o pedagógicas de origen norteamericano y europeo principalmente, tal como lo referencia el maestro mexicano José Nava (1993) en su obra: “La Orientación Educativa en México”, Por lo tanto la necesidad de diseñar, implementar y evaluar  modelos nativos desde una perspectiva decolonial[6], subsiste.

"Ha llegado este  día en el cual
diseñamos, implementamos, evaluamos y validamos
nuestras propias propuestas
 de   investigación-Acción  Social y Pedagógica
en beneficio de la comunidad,
Porque creemos en  nosotros mismos”






1.1             Avances Tecnológicos.

            Al igual que la tecnología se actualiza por la principal razón de la investigación para el  mejoramiento continuo, los modelos de Orientación Educativa necesitan cualificarse permanentemente  en la medida en que en la práctica profesional, observamos insuficiencias o vacíos para mediar de manera más apropiada con las condiciones individuales y las circunstancias o condiciones de las comunidades educativas a las que pertenecemos y simultáneamente vamos encontrando mejores formas de comprender, explicar y mediar en los fenómenos sociales y académicos sobre los cuales trabajamos.

1.2 Angustia Laboral y el Ocaso del Paradigma Problémico en Orientación


            El ejercicio cotidiano de la Orientación produce en contextos escolares promedio una infinidad de sensaciones tanto de logro, como de frustración siendo tal vez mayores estas últimas. Transcribo a continuación palabras textuales de una colega que describe su confrontación cotidiana con las labores propias del campo recogidas en la IV encuesta latinoamericana de Orientación (2017):

“Al reflexionar sobre nuestra labor en el campo de la Orientación en Colombia, queda cierto sinsabor puesto que es evidente que a los orientadores se les atribuye la “responsabilidad” de ayudar, atender, proponer y hasta “dar solución” a situaciones que están determinadas por el modelo político -económico actual, el cual organiza, direcciona, establece, los modos de ser, de sentir, pensar y actuar.  A esto se refiere  Rafael Díaz Borbón cuando menciona que “la construcción de Políticas en Colombia, obedece a directrices trazadas por organismos multilaterales, que se han convertido en agentes  para-estatales con mayor capacidad para influir en las formas de ser, saber, sentir, pensar y actuar de los individuos”  por otra parte, aunque las políticas nacionales favorezcan el sector social- comunitario, como sucedió en Bogotá se hace evidente que a pesar de los “recursos” y los apoyos nos vemos enfrentados a la cada día mayor indiferencia de los estudiantes por  su proceso formativo, a los comportamientos de evasión o deserción a través del consumo de alucinógenos cada vez creciente y las prácticas auto lesivas, el descontrol y el predominio de la tendencia inmediatista de satisfacción. Ante esto, cabe plantearse, qué modelos, estrategias o paradigmas, ofrecen una alternativa frente a esta realidad, sobrepasando el nivel de “querer solucionar” pero también el de la negación frente al mismo.

     Desde la pregunta por el sentido de vida y particularmente en el paso de los estudiantes por la escuela, en la que en gran manera se empiezan a cimentar los proyectos; el poder ser- estar-actuar como sujetos y en y para la sociedad ante lo cual tanto las familias como los docentes quedan abocados frente al creciente “desinterés” y el “todo vale”.  Sin ser negativos es importante resaltar la necesidad de investigar este fenómeno social del cual somos parte y ante el que se espera aportar desde lo académico y desde nuestro quehacer práctico.


Psp. Andrea Mora Reyes
Orientadora escolar Colombia (2017)


            Con base en los testimonios presentados, parece ser el momento de reconocer el fracaso del paradigma “problémico” (más interesado en la rápida resolución de problemas que en su comprensión) en tanto que la “intervención” de las realidades sociales de las comunidades educativas demuestra la incapacidad de la Orientación como campo o como disciplina para resolver problema alguno de dichas comunidades, en tanto no se cuenta (de manera efectiva) con el empoderamiento y los recursos institucionales ni estatales para dichos fines. Por todo ello, los paradigmas humanistas del desarrollo humano entendidos como el conjunto de acciones humanas que superan la posición asistencialista por demás prepotente ,de pretender: “solucionarle los problemas al otro” (consultante, cliente, asesorado, alumno ,orientado, etc.) podrían ser la vía alterna pertinente para el futuro del campo en tanto se asuma como  punto de mira  de la Orientación, las necesidades Humanas  axiológico existenciales[7] (Max-Neef,2005) y se reinterprete el rol Orientador que se pueda construir desde el ámbito Educativo, hacia la sociedad en general.se citan resultados de la VI encuesta latinoamericana de Orientación:





Retos y Logros de la Orientación Educativa.

Por otra parte, en los cuadros a continuación derivados del Análisis de resultados de la IV Encuesta Latinoamericana de Orientación Educativa en lengua Hispana.2017 y de ponencias del II Congreso RELAPRO 2017, se presenta la otra cara de la moneda de la Orientación Escolar, en la que se observan los logros auto-reportados de los Orientadores en el campo laboral:  

Tabla 1. Estrategias qué ha utilizado el Orientador que han dejado huella

SER
TENER
·          Ser un profesional que escucha. Tratar a las personas como seres con derechos y deberes. Ser un profesional que día a día hace que el ser humano escoja su futuro profesional y que desde Orientación le brindemos las herramientas que necesite para esa elección
·         La sinceridad y la entrega a cada uno de los casos.
·         Liderar prácticas profesionales con un proyecto dirigido a estudiantes regulares.
·         Tener confidencialidad y reserva con la información que me cuentan
·         Trato cordial y coherente con la comunidad.
·         La serenidad es indispensable al momento de abordar cualquier situación, sin juzgar y sabiendo escuchar a él o los protagonistas.

HACER
ESTAR
·         Generar el desarrollo integral del estudiantado usando sus propias experiencias
·         ofrecer herramientas para mejorar autoestima y confianza
·         Promover la inteligencia emocional con quienes he trabajado, sin olvidar jamás que el respeto por el otro permite un objetivo desempeño
·         Tratar a las personas como seres con derechos y deberes.

·         manejo del maltrato infantil en la institución educativa
·         Ejecución del bienestar en todas las áreas Personal, Familiar, Social, Espiritual, Profesional, Salud y Económico.
·         Articulación proyectos transversales involucrando todos los actores educativos
·         Trabajo en equipo con docentes.
·         La planificación de programas de intervención en diferentes temáticas educativas, de desarrollo humano y vocacional.




            De manera más amplia, se reportan los diferentes tipos de acciones Orientadoras según su énfasis o enfoque conceptual: Psicológico, Pedagógico, Sociológico u organizacional. Orientadores de diferentes países, fundamentan sus líneas de acción en este tipo de principios (resultados de la IV Encuesta Latinoamericana de Orientación Educativa en lengua Hispana.2017) [3]:


Tabla 2.Estrategias con enfoque psicológico

·         Promover la inteligencia emocional con quienes he trabajado, sin olvidar jamás que el respeto por el otro permite un objetivo desempeño.
·         ofrecer herramientas para mejorar autoestima y confianza
·         Procesos psicoterapéuticos
·         la terapia familiar
·         Atención a mujeres víctimas de violencia
·         Escucha, empatía y desarrollo emocional
·         Mostrarles afecto, cariño y confianza, dar un abrazo, algo tan sencillo como reír y sonreír, usar el sentido del humor, jugar, sentarme, comer, caminar, bailar con los estudiantes, recordar los nombres -no los apellidos- ser muy observador, participar en sus clases, estar en aula ocasionalmente, dar ejemplo de integridad, ser autentico y espontáneo,
·         Escuchar y creerle al estudiante, hacer observaciones participantes
·         Desiderativo vocacional, completamiento de frases, valores
·         Atención individualizada
·         Generar el desarrollo integral del estudiantado usando sus propias experiencias
·         talentos y creatividad en las inteligencias múltiples, para el mejoramiento del rendimiento escolar.
·         programación Neuro lingüística
·         Técnica del dibujo y la empatía
·         ·         El uso del diario y la autobiografía como relato co-constructivo


            De manera más formal podemos citar varios trabajos de colegas latinoamericanos que implementan un enfoque psicológico como parte de la mediación realizada. En trabajos presentados al citado II Congreso RELAPRO, se vislumbra dicho enfoque psicológico:
En la ponencia “La Orientación educativa laboral en contextos carcelarios de las autoras Chá y Quiroga (2017) de la Universidad Nacional de La Plata y miembros de AIDOEL, referencian lo siguiente en este sentido:

“El trabajo directo realizado con los jóvenes, en que se logró un espacio para revisar y reflexionar acerca del pasado (elecciones pasadas, historia personal); presente (intereses, deseos, fortalezas, debilidades) y futuro (opciones al momento de egreso de la institución).”

También en “El sentido de vida en la Orientación. Una mirada desde la Logoterapia” (2017) la colega venezolana Aleyda Yelixa Ríos Del Moral, menciona al menos dos elementos psicológicos: la empatía y la autoaceptación:

“Y más específicamente, relata las aplicaciones prácticas de encuentros interpersonales empáticos, en el cual el Orientador, centrado en la persona, “procura ayudar al desarrollo de sus potencialidades ante situaciones de crisis o necesidad de discernimiento, para llegar al autodescubrimiento, la confianza y aceptación de sí mismo, y el libre desarrollo de su persona, respetando su paradigma o la concepción de la vida y del hombre” (Milano, 2011), citado por Ríos (2017).

Igualmente, En “La mirada de la Resiliencia en Orientación Vocacional” (Vazquez,2017) Silvia Gabriela Vázquez, también presenta varios elementos psicológicos en su ponencia:

Nuestros jóvenes afrontarán la inevitable incertidumbre con mejores   herramientas si: Estimulamos en ellos el desarrollo de habilidades blandas indispensables como la perseverancia, la tolerancia a la frustración, la creatividad, la apertura interdisciplinaria y la empatía. Les enseñamos a responsabilizarse por las propias ideas, revisarlas y confiar en ellas y Celebramos las diferencias que nos hacen seres únicos, auténticos y esperanzados


            Paralelamente, se evidencia el enfoque Pedagógico, el cual privilegia las habilidades de aplicabilidad académica en favor del mejoramiento continuado.

Tabla 3.Estrategias con enfoque Pedagógico

·         Articulación (de) proyectos transversales involucrando todos los actores educativos
·         Trabajo con padres, en proyectos de Vida
·         Liderar prácticas profesionales con un proyecto dirigido a estudiantes regulares de grados 3°, 4° y 5° de primaria.
·         Construcción y ejecución de la escuela de padres
·         Propuesta de educación para la sexualidad.
·         apoyar estudiantes con dificultades de aprendizaje leves
·         Temas de escuela de padres y apoyo externo en los talleres
·         formación de facilitadores para escuela de padres
·         Dinámica de grupos en planeamiento de carrera
·         La planificación de programas de intervención en diferentes temáticas educativas, de desarrollo humano y vocacional.
·         Talleres/ trabajo grupal
·         Charlas Orientación Vocacional
·         Dinámica de grupos em planejamento de carreira (original en portugués)
·         Rutas pedagógicas con docentes de educación básica.
·         Atención a padres y madres de niños y niñas con diversidad funcional a través de un programa de Orientación familiar.


            En la ponencia “Contribuciones de la Orientación al mejoramiento académico” de los colegas Miguel Carbajal, Elina Goñi y Gianella Solochiello de Uruguay (2017), se asume el tema del mejoramiento académico desde la perspectiva de los hábitos de estudio y la autorregulación”:

“Con un abordaje cualitativo se trabaja por ejemplo con cuestionarios de hábitos de estudio, para relevar y luego trabajar con los alumnos sobre autorregulación.”
“.  Desde el área de Orientación de la Facultad de Psicología de la Universidad Católica se trabaja en la identificación y puesta a prueba de herramientas que permitan identificar dificultades para la autorregulación y al mismo tiempo operar sobre las mismas para acompañar al conjunto de alumnos y educadores.”


  En este mismo sentido con enfoque pedagógico, colegas de la universidad de la República de Uruguay, plantean lo siguiente:

“En esta línea, Coulon (1997) plantea como factores decisivos en la permanencia, el logro de cierto grado de integración social y académica, refiriendo entre otros aspectos, al desempeño del estudiante, el compromiso con sus estudios, la identificación de mecanismos de ayuda o apoyo académico, del entorno institucional, y de la relación con los docentes y el resto del demos universitario”.


            El enfoque Sociológico, se enfatiza en la importancia del conocimiento del mundo social (en especial, por su aplicabilidad en la Orientación Vocacional/Profesional y ocupacional) y en las habilidades sociales también conocidas como habilidades para la vida. De los mismos colegas de la Udelar, resaltamos su enfoque sociológico, representado en el concepto de capital cultural de P. Bourdieu [4].

Tabla 4. Estrategias con Enfoque Social/interinstitucional.
·             Ejecución del bienestar en todas las áreas Personal, Familiar, Social, Espiritual, Profesional, Salud y Económico.
·            manejo del maltrato infantil en la institución educativa
·            Seguimiento-acompañamiento a estudiantes de servicio social
·            Remisión de situaciones de violencia Interfamiliar y abuso sexual
·            Trabajar en equipo.
·            Trabajo en equipo con docentes.
·            Articulación del trabajo docente para la Inclusión y trabajo con estudiantes con Necesidades Especiales.
·             Resignificación del Manual de Convivencia,
·            Celebración de la Semana del Buen Trato
·            El abordaje de las situaciones escolares involucrando a los padres y cuidadores, a través de la firma de compromisos
·            Cafecito pedagógico/ sembrando valores taller con padres
·            Incluirlos en las decisiones de cualquier actividad, evitar juzgar padres o estudiantes, tomar nota de lo que expresan (tipo diario de campo), sistematizarlo y socializarlo después con toda la         comunidad escolar, escribir y divulgar por algún medio situaciones y casos relacionados con la     Orientación,
·            Donaciones uniformes de Segunda
·            Trabajo con madres cabezas de familia
·             seguimiento de graduados
·            IAP como medio de participación juvenil en procesos de intervención
·            Abordaje comunitario


          Dichos enfoques, a pesar de su yuxtaposición, epistemológicamente no interactúan de manera clara (a menos que se entienda como supra-disciplina a las ciencias sociales en general), tal vez sólo coexisten de manera ecológica pero no interactiva. Además de estos tres enfoques de mediación encontramos otro tipo de acciones que identificamos como: acciones organizacionales:

Tabla 5. Acciones organizacionales
·         Atender a los padres a pesar de no estar programados,
·         Tener una carpeta organizada de las acciones que realizan, pues ayuda a retroalimentar.
·         Diseño de un modelo de Servicio de Orientación en la Educación de Adultos
·         Diseñar formatos e instrumentos de medición y recogida de información, compartirlos y fomentar el intercambio de conocimientos con mis colegas.



1.3 Posicionamiento Social del Cargo.

            Por lo menos en el caso de Colombia, a pesar de los aportes de los colegas presentan en el ejercicio del cargo, el grado de reconocimiento que la “Profesión” recibe, es bastante menor a la esperada por los profesionales que nos desempeñamos en ella, lo cual se evidencia por la  asignación de funciones adicionales (por parte de directivos docentes) no relacionadas directamente con el campo, señal de: “Pongámoslos a hacer algo…”,situación que amerita en sí misma una serie de acciones investigativas que permitan posicionar el campo en un nivel verdaderamente profesional que permita alcanzar el nivel de credibilidad y empoderamientos necesarios para pretender realizar transformaciones significativas.
            Campos profesionales que verdaderamente han conseguido dicho posicionamiento y empoderamiento social, se caracterizan por haber construido un paradigma común con sus propias leyes y principios generales y unos métodos consecuentes de intervención aprobados por sí mismos como comunidad científica. Dichos paradigmas, leyes y métodos obligan éticamente a quienes los aceptan a aplicarlos de manera estandarizada independientemente de sus creencias religiosas y/o posturas políticas, independientemente de su lugar de procedencia o sitio de ejercicio profesional. Ahora bien, la Orientación Educativa entendida no como profesión si no como campo interdisciplinario, no está exento de estas condiciones, solamente cambia la necesidad de un paradigma disciplinar por uno interdisciplinar en razón a la diversidad de disciplinas que lo conforman: Pedagogos, Psicólogos, Trabajadores Sociales, Administradores educativos, Terapeutas ocupacionales, Terapeutas del lenguaje o logopedas, Psicopedagogos, Sociólogos; identificados hasta el momento en los diferentes países latinoamericanos.


2.    Construcción Social de un Modelo latinoamericano


En mi opinión, hay tres grandes opciones para la construcción del campo de la Orientación en América Latina:

a. Adaptar en nuestros contextos, los conceptos y prácticas desarrolladas en los países del Norte tomándolos como universales, sin ninguna adaptación.
b.  Rechazar los conceptos y prácticas desarrolladas en los países del Norte y construirlos  a partir de nuestros contextos, en esta opción se opta por una la resistencia a la idea de una universalidad conceptual.
c. Intentar establecer un diálogo entre la corriente principal de los países del Norte que surja Orientación y conceptos y prácticas contextualizadas en el hemisferio sur, donde es América Latina. Las tres posiciones son legítimas, pero generan diferentes consecuencias, especialmente en relación con la posición de que la producción teórica y técnica de América Latina ocupa en el mundo en su conjunto. Creo que el mundo debe saber más de lo que producimos en el campo de la Orientación, ya que hay mucha calidad y la innovación que proponemos y hacemos.
Esa construcción se trata básicamente una batalla política que muchos colegas han emprendido a nivel internacional, en especial Julio González, que ha estado en la vanguardia de este movimiento. Considero que hay que ampliar esta acción a través de la participación en publicaciones internacionales, conferencias y asociación en proyectos conjuntos.

Marcelo Alfonso Ribeiro (Brasil)



 En relación con los planteamientos de Ribeiro , Palacios Liberato[8] comenta:

a.       Los “conceptos” no son del “norte” o del “sur”; los conceptos científicos por ejemplo son universales por su objetividad y se abstraen de cualquier realidad por constituir la parte esencial de un fenómeno, siendo la esencia más general y común, el fenómeno concreto si resultar distinta a cada contexto. Lo que si podemos adaptar son las prácticas en cuanto experiencias singulares, del cual asumimos la parte substancial y descartamos lo circunstancial.
b.      Por tanto, asumimos los conceptos, más no las prácticas, que han sucedido de forma peculiar en cada caso. De lo contario estaríamos considerando que la realidad social del “Norte” y del “Sur” son realidades contrapuestas  y antagónicamente distintos, cuando eso no es así; son distintos en su contexto y circunstancias, pero contienen ambos una comunidad de aspectos y propiedades por el cual los conceptos resultan universales.
c.       Antes que un “diálogo” necesitamos una indagación científica que distinga lo esencial de lo fenoménico, lo sustancial de lo circunstancial, etc. Esto generará un modelo que en sus conceptos resulte universal, de igual valor para el “Norte” o el “Sur”, cuyas prácticas en cada contexto definitivamente resultarán semejantes o equivalentes, pero jamás idénticos.
d.      Las batallas son “políticas”, no son científicas; las teorías y los modelos alejados de los fundamentos científicos, tiene este derrotero político. 


            En el modelo pedagógico "Orientación para la Vida” optamos por la segunda opción sin necesariamente expresar un rechazo directo a principios teóricos específicos originados en otros contextos culturales. En su lugar asumimos una pregunta que en el fondo busca resolver la gran inquietud existencial en nuestro campo: ¿Cuál es el sentido intrínseco y/o ulterior del rol de la Orientación Educativa en el sistema educativo latinoamericano?, Una búsqueda de sentido en lo que hacemos. Dejar una huella  trascendente, un esfuerzo denodado por contribuir con un paso más en el avance de la humanidad hacia una sociedad más humana. Por lo tanto  de manera consecuente retomamos la senda iniciada por oros colegas latinoamericanos citados por González Bello (2004):

Desde Venezuela también se hacen esfuerzos para redimensionar la Orientación, y una de las personas más connotadas, desde lo teórico, es Vilera (2004). En un sentido bastante general, la autora mencionada considera que ese repensar la Orientación significa revisar, desde una perspectiva transdisciplinaria, los fundamentos y principios racionales en los cuales está basada la profesión, y que además se promueva la búsqueda de nuevas teorías, enfoques, modelos y prácticas que den cuenta de esos panoramas culturales múltiples y cambiantes del presente. Y por otro lado, la consideración en la Orientación Educativa no solamente de lo relacionado con el rendimiento estudiantil y la adaptación social, sino incluir aspectos tales como: « Inclusión social, fortalecimiento de la democracia y el Estado de Derecho, promoción de los Derechos Humanos, la restitución de la vida pública con deberes y derechos, la cultura de la paz, el impulso económico con igualdad de oportunidades, la participación ciudadana activa en procesos culturales locales, regionales y nacionales».


      2.1 Propósito

                  Como propósito principal de este “nuevo” modelo ,planteamos  la necesidad de construcción de procesos académicos que permitan la  producción de mejores conceptualizaciones y metodologías basadas en paradigmas contemporáneas reconocidos por las comunidades científicas o académicas latinoamericanas a las que decidamos vincularnos; metodologías continuamente  evaluables, pensadas para facilitar  mejores  mediaciones en las temáticas vitales de los miembros de nuestras  comunidades educativas, incluyendo obviamente aquellas conformadas en ámbitos no convencionales de la Orientación educativa como en el ámbito carcelario (Chá y Quiroga,2017) y el empresarial. Obviamente como requisito básico, se requiere la conformación oficial de dichas comunidades académicas de referencia o cuerpos colegiados (Por ejemplo: Colegio de Orientadores de Costa Rica y Colegio de Orientadores Educacionales de Arica-Chile, el colegio de orientadores de Panamá, entre otros) que puedan validar y/o cualificar las propuestas investigativas innovadoras. En este proceso se requiere referenciar preferentemente (mas no de manera exclusiva) autores latinoamericanos que han trabajado sobre el tema de la construcción de modelos teórico-aplicados en las temáticas del campo, con el propósito de recuperar los importantes antecedentes de base con una mirada prospectiva.

2.2  La búsqueda por la construcción de una Orientación  de mayor “calidez” antes que una educación industrializada que aunque sea medida con los mismos estándares de calidad : eficacia,  eficiencia y la efectividad al igual que cualquier otro producto industrial, respondan a nuestros propósitos[9]. Contribuir con “La búsqueda de la felicidad” o mejor la búsqueda de sentido en la comunidad educativa a la que pertenecemos, ¿podría ser el norte de nuestro campo?,¿Deberían ser otros nuestros objetivos ulteriores?,¿Preguntas existenciales relacionadas con el Ser, el quehacer, el Tener y el Estar de este campo interdisciplinario en relación con las necesidades humanas para la construcción de proyectos de vida, podrían desbordar los límites de nuestro campo?, ¿o estos límites deberían ser desbordados para poder realizar la trascendencia buscada?

3.    Características de un  Modelo “Latinoamericano”

            3.1 Al atrevernos a denominar este modelo como “Nuevo”, afirmamos proponer un nuevo enfoque que si ben articula elementos previos, también propone nuevos enfoques epistemológicos basados en giros decoloniales y enfoque psicológicos, pedagógicos y sociológicos con amplia base filosófica y una  necesaria postura política para la Orientación Educativa contemporánea. Es necesario reconocer aquí importantes antecedentes en el tema tal como el del Maestro José Nava Ortiz, destacado miembro de la  Asociación mexicana de Orientación (AMPO) quienes  organizaron el Congreso Internacional de Orientación Educativa en la ciudad de México (Nov 29-Dic 1/2017).  En la obra citada.
3.2  Por otra parte consideramos que para que un modelo de Orientación Educativa legítimamente pueda considerarse “latinoamericano”, necesariamente deberá asumir reflexiones en torno al rol del campo interdisciplinario frente a las condiciones sociopolíticas de los países latinoamericanos que habitamos y a los cuales pertenecemos por lo cual es digna de ser recuperada la  cosmovisión ancestral de Abya Yala[8] (actual territorio americano)[9] , “tierra en permanente juventud” en la cual  la vida misma y todo lo que en ella existe, es sagrado y que tanto el saber popular, como el conocimiento académico, son dignos de ser aprehendidos(Siete aprendizajes básicos[10]) en función del “Buen Vivir” entendido a partir de  las dimensiones existenciales (Max-Neef) como  la combinatoria de tres  saberes fundamentales , Saber Tener(Aptitudes y Actitudes), Saber Hacer(Desarrollo Académico) y Saber Estar(Vivir y convivir  en Sociedad), saberes  que confluyen en su combinatoria en el “Saber Ser” social totalmente armonizado con la naturaleza no como recurso, sino como madre sustentadora  de la vida: “Pacha Mama”.


            También rescatamos  algunos aportes del colega Alberto puertas[10] en el II congreso RELAPRO (Buenos Aires, abril, 2017).

Enfoque  político de la Orientación Educativa

                   Hace falta el fomento de la Orientación dentro del esquema político de los diferentes ministerios educativos y otros pertinentes alrededor del continente. No hay una promoción concreta dentro de la plataforma política nacional de la Orientación en América Latina. Existen impedimentos burocráticos innecesarios debido a la indiferencia de parte de los responsables políticos a la Orientación. La participación del Estado es crucial para ubicar a la Orientación como prioridad dentro del ámbito sociopolítico de cualquier nación. Es responsabilidad del orientador, elevar correctamente su ocupación y el beneficio que trae a la sociedad donde él o ella ejercen sus funciones. La sociedad latinoamericana necesita ser informada del importante papel que juega la Orientación en el futuro de las generaciones venideras. El establecer asociaciones, cuerpos colegiados, equipos de trabajo, es fundamental para la promoción de la profesión. La política populista de muchos de los países latinoamericanos tiende a seguir a la masa de números de posibles votos. Si los padres de familia, los jóvenes y los orientadores establecen un frente unido se podrá ver posibles cambios.

Alberto Puertas
 NCDA

           
3.3 La Razón  Decolonial en la Orientación Educativa

            El concepto de descolonización de Ser y del Saber, presentado por Nelson Maldonado Torres (2009) entre otros, se constituye en fundamento conceptual necesario para comprender a Latinoamérica como países con aspectos socioculturales comunes y parte de un  proyecto decolonial, común.

            Por su parte la teoría del desarrollo a escala Humana en: ”Relectura de la crisis latinoamericana. América Latina: crisis y perplejidad” (Manfred Max-Neef), nos habla de factores económicos globales que afectan de manera similar nuestro territorio. Por todo ello, paradigmas humanistas del desarrollo humano, paradigmas de la complejidad, epistemologías decoloniales y modelos investigativos de tipo dialógico hermenéutico, Implementados como conjunto de acciones profesionales que superan ampliamente la posición asistencialista, podrían ser la vía alterna pertinente para el futuro del campo, en tanto se asuma como punto de mira, la asesoría profesional y el acompañamiento pedagógico al desarrollo de las necesidades Humanas axiológico existenciales (Max-Neef,2005) y se reinterprete el rol Orientador  desde el ámbito Educativo, hacia la sociedad en general.

Crisis de propuestas y crisis de utopías

 

En lo político, la crisis se ve agudizada por la ineficacia de las instituciones políticas representativas frente a la acción de las élites del poder financiero, por la internacionalización creciente de las decisiones políticas y por la falta de control que la ciudadanía tiene sobre las burocracias públicas. Contribuyen también a la configuración de un universo político carente de fundamento ético, la tecnificación del control de la vida social, la carrera armamentista y la falta de una cultura democrática arraigada en las sociedades latinoamericanas. En lo social, la creciente fragmentación de identidades socioculturales, la falta de integración y comunicación entre movimientos sociales, la creciente exclusión social y política y el empobrecimiento de grandes masas, han hecho inmanejables los conflictos en el seno de las sociedades, a la vez que imposibilitan las respuestas constructivas a tales conflictos. En lo económico, el sistema de dominación sufre actualmente cambios profundos, donde inciden de manera sustancial la mundialización de la economía, el auge del capital financiero con su enorme poder concentrador, la crisis del Estado de Bienestar, la creciente participación del complejo militar en la vida económica de los países, y los múltiples efectos de las sucesivas oleadas tecnológicas en los patrones de producción y consumo. Todo esto sorprende a los países en desarrollo en una terrible desventaja y los obliga—con la complicidad de gobernantes y clases dominantes— a enormes sacrificios y costos sociales para ‘sanear’ sus sistemas financieros y pagar los tan mentados servicios de deudas con los acreedores del mundo industrializado. Ante este panorama incierto, más desolador que halagador, las respuestas de búsquedas y alternativas al autoritarismo, al neoliberalismo, al desarrollismo y al populismo, se empantanan en programas inmediatistas, y en balbuceos reactivos, o se reducen a la reivindicación y recuperación de los ‘niveles históricos’. Al tratar de identificarla con un nombre, nos hemos inclinado por llamarla la crisis de la utopía, porque su manifestación más grave nos parece el hecho de que estamos perdiendo —si es que no hemos perdido ya— nuestra capacidad de soñar. Nos debatimos en un agotador insomnio que nos impide la lucidez imprescindible para enfrentar con vigor e imaginación nuestros problemas. Nos hemos convertido, en cambio, en una especie de somnolientos administradores de una crisis a la que intuimos imposible de resolver por nuestros propios medios. Esta somnolencia en que nos hace desembocar la crisis de la utopía se manifiesta con muchos rostros: el derrotismo, la desmovilización, la abulia, el individualismo exacerbado, el miedo, la angustia y el cinismo.
Manfred Max-Neef


                                                                                   
3.4 La Actitud Decolonial en La teoría del Desarrollo a Escala Humana

           
            Manfred Max Neef, en su  teoría del Desarrollo a Escala Humana,apunta hacia la realización de las necesidades humanas axiológico-existenciales(Subsistencia, Protección, Afecto, Entendimiento, Libertad, Participación, Identidad, Creación, Recreación) , como elemento base para el desarrollo Socioeconómico[11],postura teórica decolonial frente a todos los planteamientos macroeconómicos neoliberales contemporáneos que privilegian los intereses corporativos que desconocen la naturaleza más que como simple recurso, desconociendo a su vez posiciones reivindicadoras de la relación entre el hombre y la naturaleza[12].Es una postura conceptual a favor de los intereses de los seres humanos como base de cualquier sociedad ,por lo cual lo consideramos apropiada para el trabajo en el campo interdisciplinario de la Orientación educativa.  
     
La Actitud Decolonial en Orientación Educativa:

Distinto a la actitud teórica del filósofo en su concepción tradicional, la actitud des-colonial nace no a partir del «asombro» ante la naturaleza o lo usual, sino a partir del «horror» o espanto ante la muerte. El pensador en este caso no busca meramente hallar la verdad sobre un mundo que se le aparece como extraño, sino determinar los problemas de un mundo que se le aparece como perverso y de hallar las vías posibles para su superación. La búsqueda de la verdad aquí está inspirada no por el desinterés teórico, sino por la no-indiferencia ante el Otro, expresado en la urgencia de contrarrestar el mundo de la muerte y de acabar con la relación naturalizada entre amo y esclavo en todas sus formas.

Nelson Maldonado Torres.

            ¿No es acaso un mundo perverso en el cual vivimos los latinoamericanos, amarrados a una deuda externa (eterna) a todas luces injustas tras un saqueo continuado desde hace 500 años?(discurso cacique Guaicaipuro[13]). Lo que somete  a nuestras comunidades a condiciones de vida miserable originadoras de todas o casi todas  las condiciones de riesgo  bio-psicosocial Brunal(2014)[14] que contemplamos en  nuestro trabajo. ¿Podría acaso  eludir, la Orientación educativa tal realidad social que nos circunda? González Bello y Chacón (2015) han disertado profundamente sobre el tema de la Orientación y la Justicia Social[15] aportando importantes reflexiones:

“… es imperativo y necesario que los profesionales de la Orientación tomen en cuenta los aspectos relacionados con la justicia social en sus actividades profesionales, para un mejor abordaje de las necesidades colectivas”

El mismo González Bello (2004) citando varios autores comenta al respecto:
                         
                          Desde México, López Cardoso (2004) nos invita a abandonar el modelo desarrollista de la Orientación el cual sólo pretende convertir a la «Orientación vocacional en un instrumento al servicio del aparato productivo » (p. 23), para que así el individuo esté a disposición de las políticas de desarrollo económico que propongan los gobernantes. Esta misma opinión es reforzada por Tunnermann (1977) cuando en su oportunidad afirma que es necesario cambiar del paradigma del desarrollo económico al de desarrollo humano sostenible o, como afirma el brasileño Cristovan Buarque, «necesitamos competitividad económica pero, sobre todo, necesitamos dignidad social.»

La Economía Solidaria como alternativa Social ante la actitud desarrollista . Una visión desde la pedagogía critica.
            Se entiende en el modelo orientación para la Vida Activa, leconomía solidaria como un modo  de producción, consumo, y distribución de riqueza, en la cual  se prioriza el  valor del aporte del ser humano por encima los medios de producción de bienes y servicios(riqueza). Promueve la asociación solidaria, la cooperación y la gestión transparente de los recursos económicos, y está orientada a la producción, consumo, y comercialización justa  de bienes y servicios, teniendo como finalidad el desarrollo humano comunitario. Promueve el  trabajo, como satisfactor sinérgico en el marco de un proceso de democratización económica, constituyéndose en una alternativa viable a la posición dominante, explotadora y hegemónica  del desarrollo del modo de producción capitalista.



[1] Concepto  inicial aportado por Dr.Max Sefotho (South Africa) y ampliado desde la perspectiva de ”Vida Activa” de Arendt  https://revistaorientaccion.blogspot.com.co/2017/10/orientacion-para-la-vida-un-nuevo_28.html

[2] Amilkar A. Brunal Psicólogo, Especialista en Orientación Educativa y Desarrollo Humano, Magister en Investigación Social Interdisciplinaria. Docente Orientador educativo en ámbito Escolar adscrito la Secretaria Distrital de Educación de Bogotá desde 1994. Lic. Silvia Gabriela Vázquez (Argentina)/Lic. Ps.P. Andrea Mora. Mg. Sherly Osorio León, Carlos Borja  (Colombia).
[3] Revista Latinoamericana de Orientación y Desarrollo Humano: “OrientAcción” (On line https://revistaorientaccion.blogspot.com.co/ https://issuu.com/amilkarbrunal/docs/revista_de_orientaci__n_y_desarroll

[4] Concepto aportado por Max Sefotho. (South África) II Congreso RELAPRO (Bs Aires, abril 2017).
[5] The world of work between the personal and the collective: a demand for social justice and guidance for Latin America. International Journal Educational and Vocational Guidance.(2015), Vol. 15: 237-246. (Co-autor)
 La Orientación en América Latina: Recuento Histórico y Principales Desafíos. (2014).   Memorias del Congreso Internacional de Orientación. Costa Rica. Pp.23-33. Disponible en:http://es.scribd.com/doc/243972911/Memoria-Congreso-de-Profesinales-en-Orientacion-2014-pdf#scribd
Hacia el desarrollo de un modelo de orientación latinoamericana. Criterios Fundamentales. (2012).  Revista Mexicana de Orientación Educativa. Vol. IX. N. 22. Enero-Junio. Pp. 46-51.
Hacia un nuevo paradigma en Orientación Vocacional. (2012). Paradigma. Vol. XXXIII. Pp. 127-141. Disponible en:
 La orientación en los nuevos escenarios sociales latinoamericanos. Principales Retos. (2011).  Orientación y Desarrollo Humano. Pp. 9-19.Disponible en:https://groups.google.com/forum/#!msg/mesa-distrital-orientadores-escolares-/u9_as827b1M/GJ6d7hBkZ_YJ

[6] La descolonización y el giro des-colonial. Este artículo delinea dos asuntos relativos a la descolonización del ser y del saber. El primero versa sobre la vigencia actual de la descolonización, y el segundo sobre la idea de un giro des-colonial. Este segundo tema conlleva la discusión acerca de la idea de descolonización, cuyo origen se encuentra en el horror ante el «mundo de la muerte» creado por la colonización. Ese escándalo u horror es también el fundamento central de lo que el autor denomina la actitud des-colonial. Esta actitud es la base principal para una postura ético-política y teórica que plantea nuevas bases para el conocer, lo que se denomina como la razón des-colonial. Tanto la actitud como la razón des-coloniales son partes fundamentales de lo que se presenta aquí como el giro des-colonial, el que plantea la descolonización (y no la modernidad) como proyecto todavía inacabado a nivel global. La descolonización y el giro des-colonial. Nelson Maldonado Torres. University of California, Berkeley, USA nmt@berkeley.edu Tabula Rasa. Bogotá - Colombia, No.9: 61-72, julio-diciembre 2008 ISSN 1794-2489. http://www.scielo.org.co/pdf/tara/n9/n9a05.pdf

[7] Subsistencia, Protección, Identidad, Libertad, Entendimiento, Afecto, Creación, Recreación, Participación
[8] Palacios, L, (22 de Abril del 2018)Comentarios al “Modelo Latinoamericano de Orientación Educativa, "Orientación para la Vida Activa[mensaje en un blog].Revista OrientAcción. Disponible en https://revistaorientaccion.blogspot.com.co/2018/04/dr-lucas-palacios-liberatocomentarios.html
[9] Considerar que “la búsqueda por la construcción de una Orientación  de mayor “calidez”” no puede obviar la necesidad de “eficacia, la eficiencia y la efectividad”, por cuanto estas variables justamente asegurarán el logro de mayor “calidez”. No podemos asumir que la “eficacia, la eficiencia y la efectividad” sea exclusivo de “una educación industrializada” y que no exijamos “estándares de calidad”. Lo que debemos hacer es orientar la “eficacia, la eficiencia y la efectividad” como los “estándares de calidad” respondan a nuestro propósito de “mayor calidez” y evitar que ella resulte como “otro producto industrial”. Lucas palacios L (obra citada)

[10] Puertas,A ( 15 de marzo de 2017).Miradas Externas a la Orientación en Latinoamérica.[Entrada en un blog].Revista OrientAcción. Disponible en https://revistaorientaccion.blogspot.com.co/2017/03/observaciones-la-orientacion-en.html

[11] Tomando el concepto de metarrelato propuesto por Lyotard (1979) puede considerarse al discurso en torno al desarrollo, aspecto esencial del progreso, como uno de los relatos propios de la modernidad, en cuyo seno se legitiman instituciones y prácticas que reproducen órdenes de colonialidad. Especialmente en la segunda posguerra se configuró un orden geopolítico de redistribución relativa del control del capital industrial, en una geografía que configura el capitalismo moderno/colonial global (Quijano 2012). Entre otras características de este discurso, se observa el vínculo estructural entre lo que fue denominado “revolución científica-tecnológica” y el capital industrial. Más allá de las transformaciones que esto produjo en el mundo del trabajo 5 , es una ética social productivista y consumista la que subyace en la relación ciencia – tecnología y naturaleza, articulándose allí una relación particular entre la producción de conocimiento de científico (considerado superior) y su traducción tecnológica (invisibilizando otras fuentes de conocimiento para el desarrollo de tecnologías), dando continuidad a la relación utilitaria con la naturaleza que es inmanente al modelo moderno/colonial (y por lo tanto, soslayando otros modos de vinculación con esta). http://www.razonypalabra.org.mx/N/N91/Monotematico/08_MandriniCejas_M91.pdf

[12] Distintos enfoques en torno a la relación entre el hombre y la naturaleza, mediada (facilitada o limitada) por diversas tecnologías, realizan aportes sobre los sentidos hegemónicos con que se plantea esta vinculación. Algunos de ellos, tales como el Decrecimiento (Illich, Gorz, Latouche, Sachs), la Permacultura (Holgrem y Mollinson), la Agricultura Natural (Fukuoka), la Simplicidad Voluntaria (Elgin), nos sugieren repensar de manera profunda el modelo civilizatorio que la matriz científico-tecnológica despliega como paradigma de pensamiento y acción. En este artículo nos proponemos recuperar estas discusiones y proponer un enfoque epistémico, de base decolonial (Lander, Dussel, Escobar, Grosfoguel, etc) y dialógico (Santos), que oriente los esfuerzos del campo CyT hacia modelos “otros” de relación entre el hombre, la tecnología y la naturaleza. http://www.razonypalabra.org.mx/N/N91/Monotematico/08_MandriniCejas_M91.pdf

[15] El mundo del trabajo entre lo personal y lo colectivo: una exigencia para la Justicia Social y la Orientación en América Latina. Disponible https://www.infona.pl/resource/bwmeta1.element.springer-doi-10_1007-S10775-015-9314-6

VER PARTE II
http://revistaorientaccion.blogspot.com/2018/02/resumen-orientacion-para-la-vida.html